LANGUAGUES

Detox

¿Sabías que en la industria convencional los tejidos pasan por más de una veintena de procesos de acabado, la mayor parte de ellos en húmedo?

El foulardado, la pulverización, el agotamiento, el recubrimiento, el suavizado, el antiarrugas, el antimicrobiano, el fungicida, el antiséptico, los tratamientos enzimáticos,
la humectabilidad, y un largo etcétera.
En el algodón de nuestras prendas, OCC aplica un único lavado para quitar las grasas vegetales derivadas de la tejeduría. Solo lo que es natural. Y eso es todo.

¿Por qué un esfuerzo tan importante?

Actualmente, existen millones de afectados con patologías diversas desencadenadas ante olores químicos; personas que sienten malestar cuando utilizan determinadas prendas de vestir o se aproximan a campos electromagnéticos de baja frecuencia.
Se sabe que existe una relación muy directa entre la fibromialgia (fatiga, dolores, lagunas mentales…), la SQM (Sensibilidad Química Múltiple) y la electrosensibilidad (sensibilidad extrema a los campos magnéticos). La absoluta falta de químicos de nuestras prendas en todo su proceso y el cuidado extremo en la confección, para que sólo algodón orgánico certificado de baja conductividad o productos naturales rocen la piel, han convertido al algodón de Organic Cotton Colours en un instrumento que facilita la vida diaria de un porcentaje, desgraciadamente, (à déplacer) cada vez más alto, de la población.