LANGUAGUES

UNA PEQUEÑA HISTORÍA SOBRE UNOS MONSTRUOS EN TU ARMARIO

MONSTRUOS DE ROPA
    Hace cien años, la ropa sólo se fabricaba únicamente con fibras naturales como el algodón, el lino, la lana o la seda; las fibras sintéticas no se desarrollaron hasta los primeros años del sigo XX.
7
    Las telas pueden no ser la primera cosa que te viene a la mente cuando se piensa en un estilo de vida más saludable, pero sin duda debemos incluirlas también junto a la comida o el deporte. Los consumidores tienen la idea errónea de que las fibras de la ropa son seguras. Incluso muchos “fanáticos de la salud” no se dan cuenta que en las telas de su ropa se pueden encontrar productos químicos y tintes tan peligrosos que son un peligro potencial para su salud; sólo por llevar puesta esa ropa y ponerla en contacto con su piel, además de que al lavarla, esos productos acaban contaminando gravemente las aguas de nuestros ríos.

WEBa  web4web3 web1
web2

   La mayoría de los tejidos, desde toallas a camisas de vestir y ropa de cama, son tratados con productos químicos para limpiar las fibras, mejorar su elasticidad, hacerlas resistentes al planchado, al sol y a los detergentes, mejorar su suavidad o evitar que se arruguen. Estos productos químicos no sólo se filtran en el medio ambiente, impactando las aguas subterráneas, fauna, aire y el suelo, además también pueden ser absorbidos o inhalados directamente por quienes llevan puesta esas prendas.
Esto es especialmente importante para la mujer embarazada y sus hijos recién nacidos, tenemos que tomar la decisión como padres y abuelos de crear un entorno no tóxico seguro; comenzando por pintura VOC – No Toxica- para suelos y paredes; en cunas, en la ropa de cama y en prendas de vestir usar tejidos orgánicos o al menos de fibras naturales usadas anteriormente (para que estén ya, muy lavadas); porque un recién nacido no tiene completamente desarrollado su sistema inmunológico y su piel es hasta cinco veces mas fina que la de un adulto, por esta razón las toxinas serían absorbidas con mucha facilidad.

e21417ed745d2f2e120ec9d6b2989e53

Actualmente la Industria textil se gasta mas de siete billones de dólares al año en emplear la asombrosa cantidad de 8.000 productos químicos de síntesis.
Cada vez hay mas gente que reacciona negativamente a los productos químicos que interactúan con su piel, causando trastornos como la infertilidad, las enfermedades respiratorias, dermatitis de contacto y, sí, incluso el cáncer. Esto es debido a la guerra de precios del sector y que fuerza a las industrias a utilizar productos ya prohibidos en Occidente, junto a practicas nada éticas hacia los trabajadores en sus fabricas de Asia.
Cuanto mas se use ropa sintética, mayor será el riesgo de que nuestra piel absorba los productos químicos tóxicos de esa ropa y que pueden acabar provocando problemas de salud, que inicialmente no se atribuyen a las fibras sintéticas y que sólo al agravarse, se detectan los causantes químicos.
    La industria textil argumenta que usa compuestos seguros, pero evita comentar el efecto que todos ellos provocan al permanecer juntos en las prendas. Greenpeace lo llama “Sopa Toxica”.
Una “sopa tóxica” se crea al combinar varios productos químicos que interactúan para crear una sustancia aún más tóxicas que los productos químicos individuales por sí mismos.
Toda la ropa debe estar libre de sustancias químicas peligrosas. Por esa razón Geenpeace lleva años con su campaña “DETOX, Puntadas Toxicas”
NECESITAS SABER…
La mayoría de los gobiernos occidentales restringen los niveles de formaldehído en la ropa. Pero su uso es muy generalizado. Uno de los peores delincuentes es China. Tenga cuidado con las prendas etiquetadas “Made in China”(también India, Pakistán, etc.). Es el característico olor a plástico o a PVC, el olor que nos encontramos al entrar en los “Chinos”.
web
quimicos-para-tenir-la-ropa-contaminan-el-medio-ambiente-y-producen-cancer
    Las altas temperaturas y la humedad hacen “ropa venenosa” porque en esas condiciones se abren los poros de la piel y aumenta la absorción química.
Usted puede absorber formaldehído desde múltiples fuentes y a diario, además de por contacto con la ropa, se encuentra en grandes cantidades en el humo del tabaco, al usar champús y cosméticos; en pinturas y barnices de nuestras paredes y muebles, pero además nuestro organismo también lo genera en situaciones de estrés al metabolizar la adrenalina. Todos estos factores en conjunto, pueden elevar el riesgo de toxicidad; por lo que no se deje engañar por las escusas de los fabricantes.
El color Azul disperso de tu ropa te puede hacer sentir elegante, incluso majestuosa; pero has de saber que tienes un riesgo altísimo de sufrir una dermatitis de contacto.
thealternative-in1353327548840Micorremediación-III
otros colores peligrosos son el amarillo, el naranja, el marrón y la ropa sintética de color negro. Es importante tener en cuenta que para blanquear la ropa; también se utilizan agentes químicos nocivos como el cloro, que además contaminan mucho el medio ambiente.
Un acabado textil es cualquier proceso realizado sobre una fibra, un hilo, una tela o una prenda con el fin de modificar algunas de sus características, como: apariencia (lo que se ve; brillos, color..), tacto (lo que se siente, suavizado), o comportamiento (lo que se hace, anti arrugas, resistencia a los detergentes, al planchado).

* Easy-Care: Sirve para evitar las arrugas; se usan altas cantidades de formaldehído.
* Repelente de Agua: Emplean fluoropolímeros (como en teflón), se utilizan para repeler el aceite y el agua.
* Retardantes de llama.
* Bacteriana y fungicida Químicos: a base de Triclosan y nanopartículas, y contienen neurotoxinas e irritantes peligrosos.
* Anti-cling, anti-estática.
* Impermeable, evita que el agua sea absorbida por la fibra, secado rápido.
* Anti-Polilla y resistente al moho.
* Resistente al cloro, alarga la duración de las fibras porque resiste a los lavados.
india-11596-600x400 Industria-textil-mirar-la-letra-pequena
También se utilizan productos químicos peligrosos en tintes y estampados, incluso para evitar las “carreras” en medias y telas. Es ampliamente utilizado en ropa de cama así que es mejor usar ropa de cama que sea 100% de algodón de colores claros y mates para minimizar los contenidos de formaldehído.
Las telas que contienen formaldehído están relacionadas con un aumento del 30 por ciento en la probabilidad de desarrollar un el cáncer de pulmón, irritación de la piel y dermatitis de contacto.
La WWF ha iniciado una campaña advirtiendo sobre la peligrosidad de los perfluorados (PFC), muy usados en el aditivo antiadherente de teflón. Este compuesto se usa cada vez mas a la ropa, ya que hace que duren más tiempo y también ayuda a que la tela no forme arrugas. La mayoría de la ropa con la etiqueta “sin hierro” contiene los PFC. Las consecuencias no se han hecho esperar, las reacciones alérgicas son muy comunes en la gente que lleva puesta esas telas, y no son sólo picores y granos, además suelen provocar:
  • Erupciones y lesiones en la piel que pueden ser cancerosas.
  • Náuseas.
  • Fatiga inexplicable.
  • Ardor y picazón.
  • Dolores de cabeza inexplicables.
  • Visión borrosa.
  • Respiración con dificultad.
  • Recurrentes infecciones de los senos.
  • La inflamación y el dolor repentino; especialmente en los tejidos blandos.
Tenga en cuenta que si usted tiene de repente nuevos problemas de salud, que no había tenido nunca, que persisten y sin embargo le dicen “todo está dentro del rango normal,” es el momento de mirar en las fibras de su ropa, mejorar su alimentación y repensar sus hábitos de trabajo y rutinas diarias.
ES MUY IMPORTANTE ELEGIR PRENDAS DE FIBRAS NATURALES.
hd_baby_photos_ideas_wallpaper
Aunque no siempre es tan fácil de encontrar, es muy recomendable hacer todo lo posible para encontrarlas.
  • El Lino es una de las fibras más fuertes de la naturaleza.
  • El Cáñamo crece sin ninguna necesidad de fungicidas, herbicidas, o pesticidas porque es naturalmente resistente a los insectos. Sus fibras son hasta cuatro veces más fuerte que el algodón.
  • La Seda , “Reina de las telas”, pero hay que tener cuidado con el uso de colorantes sintéticos en esta fibra.
  • Lana, actualmente la mayor parte de la lana está contaminada con productos químicos, empleados en los pesticidas ​​para matar los parásitos de la oveja.
Pero lana orgánica es cada vez más común.
Otras Fibras naturales son: La alpaca, angora, camello, cachemira, mohair, ramio, aluyot.
No te abrumes con tantos datos, empieza poco a poco. Para las prendas que están en contacto directo con su piel elija aquellas fabricadas con tejidos orgánicos, ropa de bebe y niños, ropa interior, ropa de dormir, etc. Completa tu armario poco a poco según renueves tu ropa.
NECESITAS SABER…
La Asociación de Comercio Orgánico estima que casi el 5 % del coste de una camiseta es sólo para pagar el consumo de la fibra con la que se fabrica; en pesticidas y fertilizantes. La producción de algodón convencional utiliza una cuarta parte de los fertilizantes y pesticidas que se consumen al año en todo el mundo. Es otra buena razón para elegir el algodón orgánico.
Alkylphenoles
Usos: Son ampliamente utilizados en la industria textil para procesos de lavado y teñido.
Entre los compuestos alquifenoles que se utilizan, se incluyen los NONILFENOLES (NPs) y octilfenoles y sus etoxilados, especialmente los nonilfenoles etoxilados.
Efectos: Son tóxicos para la vida acuática, persistentes en el mediambiente y biocumulativos en los tejidos corporales.
Son similares a las hormonas naturales como el estrógeno con lo que pueden dar lugar a un disrupciones hormonales de carácter sexual en algunos organismos (por ejemplo, la feminización de peces).
Phthalatos
Usos: Los ftalatos son el grupo de sustancias químicas más utilizado para ablandar el PVC (el plástico de cloruro de polivinilo).
En la industria textil se utilizan en el cuero artificial, en el caucho y en el PVC. También en algunos tintes.
Efectos: Existe preocupación acerca de la toxicidad de los ftalatos tales como DEHP (bis (2-etilhexil) ftalato). Se considera tóxico para la reproducción en mamíferos, ya que puede interferir con el desarrollo de los testículos en los primeros años de desarrollo.
Los ftalatos DEHP y DBP (dibutil ftalato) son clasificados como “tóxicos para la reproducción” en Europa y por ello, está restringido su uso. Según la normativa europea REACH, estas sustancias se prohibirán para 2015.
Retardantes de llama bromados y clorados
Usos: Los difeniléteres polibromados (PBDE) son uno de los grupos más comunes de los BFRs. Se han utilizado en multitud de materiales (incluso textiles) para reducir la inflamabilidad del producto.
Efectos:  Muchos retardantes de llama bromados (BFR) son sustancias químicas persistentes y bioacumulativas que ahora están presentes en el medioambiente.  Algunos PBDEs son capaces de interferir en los sistemas hormonales implicados en el crecimiento y en el desarrollo sexual.
Según la legislación comunitaria el uso de algunos tipos de PBDE está fuertemente restringido, e incluso un PBDE ha sido catalogado como una “sustancia peligrosa prioritaria” bajo la directiva marco europea del agua. La normativa exige que se tomen medidas para eliminar la contaminación en aguas superficiales.
Colorantes azoicos
Usos: Son uno de los principales tipos de tintes utilizados por la industria textil.
Efectos: Algunos tintes azoicos al degradarse durante el uso liberan sustancias químicas conocidas como aminas aromáticas, algunas de las cuales pueden causar cáncer al entrar en contacto con la piel.
La Unión Europea ha prohibido el uso de estos colorantes azoicos.
Compuestos organoestánnico
Usos: Los compuestos orgánicos de estaño se utilizan en biocidas y como agentes fungicidas en una amplia gama de productos de consumo. En la industria textil se han utilizado en productos como calcetines, zapatos y ropa deportiva para prevenir el mal olor causado por el sudor.
Uno de los compuestos orgánicos de estaño más conocidos es el tributilestaño (TBT), cuyo principal uso es como elemento en las pinturas antiincrustantes para buques, uso que se ha prohibido.
Efectos: Han aparecido evidencias de que persiste en el medio ambiente, de que se acumula en el cuerpo y que puede afectar a los sistemas inmunológico y reproductivo.
Este grupo de productos químicos se cataloga como “sustancia peligrosa prioritaria” en la normativa de la UE, para las que se requieren medidas de cara a eliminar la contaminación de aguas superficiales. Desde julio de 2010 a enero 2012, los productos que contengan más del 0,1% de ciertos tipos de compuestos orgánicos de estaño quedarán prohibidos en la UE.
Perfluorados
Usos: Son sustancias químicas sintéticas que la industria emplea por sus propiedades antiadherentes e hidrófugas. En la industria textil se utilizan para fabricar productos textiles, de cuero y antimanchas,
Efectos: se ha demostrado que muchos PFCs persisten en el medio ambiente y pueden acumularse en el tejido corporal a través de la cadena trófica.
Una vez en el cuerpo, hay evidencias de que afectan al hígado. También actúan como disruptores hormonales alternando los niveles de crecimiento y reproducción hormones.
El más conocido de los PFCs es sulfonato de perfluorooctano (PFOS), un compuesto altamente resistente a la degradación, con periodos largos de permanencia en el medioambiente.
Los PFOS es uno de los grupos de contaminantes orgánicos persistentes restringido bajo el Convenio de Estocolmo, un tratado mundial para proteger la salud humana y el medio ambiente. Ciertos usos de los PFOS están prohibidos en Europa y en Canadá.
Clorobencenos
Usos: son sustancias químicas persistentes y bioacumulativas que se utilizan como disolventes y biocidas, en la fabricación de tintes y como intermediarios químicos.
Efectos: Aunque los efectos de la exposición dependen del tipo de clorobenceno, frecuentemente se les relaciona con afecciones al hígado,  tiroides y sistema nervioso central.
El hexaclorobenceno (HCB), el la sustancia química más tóxica y persistente de este grupo. También actúa como disruptor hormonal.
En la UE, el pentaclorobenceno y HCB son clasificados como “sustancias peligrosas prioritarias” en virtud de la normativa que obliga a tomar medidas de cara a eliminar la contaminación en aguas superficiales en Europa.
También son  “contaminantes orgánicos persistentes” regulados por el Convenio de Estocolmo, con lo que deben estar prohibidos o programada su eliminación.
Disolventes clorados
Usos: Los disolventes clorados tales como el  tricloroetanol (TCE), se utilizan en fabricación textil para disolver otras sustancias durante la fabricación y el lavado de tejidos.
Efectos: El TCE es una sustancia que agota la capa de ozono y que puede persistir en el medio ambiente. También se sabe que afectan el sistema nervioso central, el hígado y riñones. Desde 2008, la UE ha restringido severamente el uso de TCE tanto en productos como en lavado textil.
Clorofenoles
Usos: Los clorofenoles son un grupo de sustancias químicas que se usan como biocidas en una amplia gama de aplicaciones, desde pesticidas a los conservantes de madera y textiles.
El pentaclorofenol (PCP) y sus derivados son utilizados como biocidas en la industria textil.
Efectos: El PCP es altamente tóxico para los seres humanos y puede afectar a muchos órganos. También es altamente tóxico para los organismos acuáticos. La UE prohibió la producción de productos que contengan PCP en 1991 y ahora se restringe la venta y el uso de todos los productos que contienen esta sustancia.
Parafinas cloradas de cadena corta (PCCC)
Usos: se utilizan en la industria textil como retardantes de llama y para el acabado de cuero y textiles.
Efectos: Son altamente tóxicos para los organismos acuáticos, no se degradan fácilmente en el medio ambiente y tienen un alto potencial para acumularse en organismos vivos. Desde 2004, se ha restringido su uso en algunas aplicaciones en la UE.
Metales pesados: cadmio, plomo, mercurio y cromo (VI)
Usos: Los metales pesados ​​tales como cadmio, plomo y mercurio, se han utilizado en ciertos tintes y pigmentos. El cromo (VI) se usa en ciertos procesos textiles y en el curtido del cuero.
Efectos: Estos metales pueden acumularse en el cuerpo a lo largo del tiempo y son altamente tóxicos, con efectos irreversibles, incluyendo lesiones del sistema nervioso (plomo y mercurio) o los riñones (cadmio). El cadmio también está asociado a enfermedades cancerígenas.
El cromo (VI) es altamente tóxico incluso en concentraciones bajas, incluyendo a muchos organismos acuáticos.
Dentro de la UE, el cadmio, el mercurio y el plomo han sido clasificados como “sustancias peligrosas prioritarias” bajo normativa que requiere medidas para eliminar la contaminación de aguas superficiales. Los usos del cadmio, del mercurio y del plomo se han restringido en Europa por un tiempo, incluyendo ciertos usos específicos de mercurio y cadmio en textiles.

LEAVE A COMMENT